jueves, 6 de septiembre de 2012

El poder de Tu Voz

No estaba siendo la mejor manera de empezar el mes de agosto.

Aún no te habías ido de vacaciones y ya te extrañaba.

Entre las cosas que aborrezco es dar la imagen de una persona triste, quejica, débil, dependiente... porque no lo soy.

Sé que me percibías "ausente", encerrada en mí... (eso sí que lo hago, ejem).

Y de repente, el teléfono suena... y todo cambia.

En menos de una fracción de segundo, estoy segura de que mi mirada se iluminó, mi sonrisa se ensanchó y mi alma se llenó de Tí.

Ni te imaginas el poder que Tu Voz tiene sobre mí.

De un plumazo, todo malestar desaparece. No hay nada que contar, (aunque cuente/s). Nada que decir, (aunque diga/s). Todo está bien.

El chip, me cambia de tal forma que, a pesar de que sigue agosto, de que la comunicación no es tan fluida como cuando no estás de vacaciones, de todo lo que me pasa durante este mes, del calor, de las dificultades... a pesar de todo... Estás, estoy, Eres, soy.

El poder de Tu Voz me coloca en mi sitio, en ese sitio que Tú has elegido para mí...

A Tu lado... entre Tus piernas... a Tus pies... y...

TUYA


 
 
 
 
 

1 comentario:

  1. Ya ha pasado agosto ;) ahora a ser feliz!!! Nos vemos mañana :)*

    ResponderEliminar